Arquitectura de cúpulas

Una cúpula (del latín domus) es un elemento arquitectónico similar a la mitad superior hueca de una esfera. Existe un importante solapamiento con el término cúpula, que también puede referirse a una cúpula o a una estructura sobre una cúpula. La definición precisa de una cúpula ha sido objeto de controversia y existe una gran variedad de formas y términos especializados para describirlas.

Una cúpula puede apoyarse directamente en un muro de la rotonda, en un tambor o en un sistema de pechinas o péndolas utilizado para acomodar la transición de la forma de un espacio rectangular o cuadrado a la base redonda o poligonal de la cúpula. El vértice de una cúpula puede estar cerrado o abierto en forma de óculo, que a su vez puede estar cubierto por una linterna y una cúpula.

Las cúpulas tienen un largo linaje arquitectónico que se remonta a la prehistoria. Las cúpulas se construyeron en la antigua Mesopotamia, y se han encontrado en la arquitectura persa, helenística, romana y china del mundo antiguo, así como en varias tradiciones constructivas indígenas de todo el mundo. Las estructuras de cúpula eran comunes tanto en la arquitectura bizantina como en la sasánida, que influyeron en la del resto de Europa y el Islam, respectivamente, en la Edad Media. Las cúpulas de la arquitectura europea del Renacimiento se extendieron desde Italia a principios de la Edad Moderna, mientras que las cúpulas se emplearon con frecuencia en la arquitectura otomana de la misma época. La arquitectura barroca y neoclásica se inspiró en las cúpulas romanas.

Partes de una cúpula

En arquitectura, una cúpula (/ˈkjuːpələ/)[1] es una estructura relativamente pequeña, a menudo en forma de cúpula, situada en la parte superior de un edificio[2].

La cúpula evolucionó durante el Renacimiento a partir del antiguo óculo. Al ser resistente a la intemperie, la cúpula se adaptaba mejor a los climas más húmedos del norte de Europa [cita requerida] El chhatri, visto en la arquitectura india, se ajusta a la definición de cúpula cuando se utiliza sobre una estructura mayor [cita requerida].

Cúpula vs cúpula

Una cúpula (del latín domus) es un elemento arquitectónico similar a la mitad superior hueca de una esfera. Existe un importante solapamiento con el término cúpula, que también puede referirse a una cúpula o a una estructura sobre una cúpula. La definición precisa de una cúpula ha sido objeto de controversia y existe una gran variedad de formas y términos especializados para describirlas.

Una cúpula puede apoyarse directamente en un muro de la rotonda, en un tambor o en un sistema de pechinas o péndolas utilizado para acomodar la transición de la forma de un espacio rectangular o cuadrado a la base redonda o poligonal de la cúpula. El vértice de una cúpula puede estar cerrado o abierto en forma de óculo, que a su vez puede estar cubierto por una linterna y una cúpula.

Las cúpulas tienen un largo linaje arquitectónico que se remonta a la prehistoria. Las cúpulas se construyeron en la antigua Mesopotamia, y se han encontrado en la arquitectura persa, helenística, romana y china del mundo antiguo, así como en varias tradiciones constructivas indígenas de todo el mundo. Las estructuras de cúpula eran comunes tanto en la arquitectura bizantina como en la sasánida, que influyeron en la del resto de Europa y el Islam, respectivamente, en la Edad Media. Las cúpulas de la arquitectura europea del Renacimiento se extendieron desde Italia a principios de la Edad Moderna, mientras que las cúpulas se emplearon con frecuencia en la arquitectura otomana de la misma época. La arquitectura barroca y neoclásica se inspiró en las cúpulas romanas.

Historia de las cúpulas

Aquí hablamos mucho de las cúpulas: al fin y al cabo, son nuestro sustento. Pero, ¿por qué existen las cúpulas? ¿Cómo ha evolucionado la cúpula hasta convertirse en lo que conocemos hoy? Hoy queremos ofrecer una mirada en profundidad a la historia de la cúpula y sus beneficios a lo largo de los siglos: en todo el mundo, las cúpulas han proporcionado atractivo estético y funcionalidad a todo el mundo, desde los agricultores hasta la realeza.

Las cúpulas se remontan al siglo VIII en la arquitectura islámica. Las primeras cúpulas se colocaban encima de los minaretes, un tipo de torre que se suele construir dentro de las mezquitas o junto a ellas. Estas cúpulas se utilizaban como una especie de balcón desde el que se anunciaba la llamada diaria a la oración.

Las primeras cúpulas fueron muy importantes para el mundo de la arquitectura, ya que se cree que fueron la inspiración de la cúpula, que dio lugar a grandes logros en la arquitectura y el diseño. La idea de la cúpula y, posteriormente, de la cúpula, se extendió por toda Europa y se convirtió en un símbolo de estatus muy artístico y creativo que se colocaba sobre los edificios gubernamentales y las casas de la realeza.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad