wikipedia

Los artistas son los maestros de la narración visual.    Son como neurocientíficos, oftalmólogos y magos, todo en uno. Los artistas también tienen un ojo crítico para los detalles, ya que saben que ahí es donde está el diablo. Algunas de las mejores obras de arte jamás creadas rebosan de pequeños detalles que encierran un importante significado simbólico. Comprender estos detalles es crucial para entender la narrativa completa de la obra de arte.

La mayoría de las veces, el embrujo de una obra excepcional es directamente proporcional a la controversia causada por un detalle escurridizo que se agazapa silenciosamente en algún lugar de la composición.    Hacer una lista de las obras más fascinantes de la historia del arte es proporcional a hacer una lista de las que han suscitado un mayor debate sobre lo que realmente se está representando. El arte comunica al espectador un mensaje o una declaración. A menudo parece ser oscuro y no es percibido inicialmente por el público al que va dirigido. Algunas obras están tan llenas de significado oculto que requieren una explicación para que el espectador medio las entienda a fondo.

el retrato arnolfini

El retrato Arnolfini (o La boda Arnolfini, El matrimonio Arnolfini, El retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, u otros títulos) es una pintura al óleo sobre tabla de roble de 1434, obra del pintor neerlandés Jan van Eyck. Se trata de un retrato doble de cuerpo entero, que se cree que representa al comerciante italiano Giovanni di Nicolao Arnolfini y a su esposa, presumiblemente en su residencia de la ciudad flamenca de Brujas.

Se considera una de las pinturas más originales y complejas del arte occidental, por su belleza, su compleja iconografía,[1] su perspectiva geométrica ortogonal,[2] y la ampliación del espacio pictórico con el uso de un espejo[3][4] Según Ernst Gombrich «a su manera, era tan nueva y revolucionaria como la obra de Donatello o Masaccio en Italia. Un simple rincón del mundo real se había fijado de repente en un panel como por arte de magia… Por primera vez en la historia, el artista se convirtió en un perfecto testigo ocular en el sentido más estricto del término»[5] El retrato ha sido considerado por Erwin Panofsky y algunos otros historiadores del arte como una forma única de contrato matrimonial, plasmado en un cuadro[6] Firmado y fechado por van Eyck en 1434, es, junto con el Retablo de Gante del mismo artista y su hermano Hubert, la pintura sobre tabla más antigua y famosa que se ha realizado al óleo y no al temple. El cuadro fue adquirido por la National Gallery de Londres en 1842.

jan van eyck

El Retrato Arnolfini (o La boda Arnolfini, El matrimonio Arnolfini, el Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, u otros títulos) es una pintura al óleo sobre tabla de roble de 1434 del pintor neerlandés Jan van Eyck. Se trata de un retrato doble de cuerpo entero, que se cree que representa al comerciante italiano Giovanni di Nicolao Arnolfini y a su esposa, presumiblemente en su residencia de la ciudad flamenca de Brujas.

Se considera una de las pinturas más originales y complejas del arte occidental, por su belleza, su compleja iconografía,[1] su perspectiva geométrica ortogonal,[2] y la ampliación del espacio pictórico con el uso de un espejo[3][4] Según Ernst Gombrich «a su manera, era tan nueva y revolucionaria como la obra de Donatello o Masaccio en Italia. Un simple rincón del mundo real se había fijado de repente en un panel como por arte de magia… Por primera vez en la historia, el artista se convirtió en un perfecto testigo ocular en el sentido más estricto del término»[5] El retrato ha sido considerado por Erwin Panofsky y algunos otros historiadores del arte como una forma única de contrato matrimonial, plasmado en un cuadro[6] Firmado y fechado por van Eyck en 1434, es, junto con el Retablo de Gante del mismo artista y su hermano Hubert, la pintura sobre tabla más antigua y famosa que se ha realizado al óleo y no al temple. El cuadro fue adquirido por la National Gallery de Londres en 1842.

arnolfini portraitpainting by jan van eyck

El Matrimonio de Arnolfini es una obra de arte controvertida que ha provocado una dualidad entre los historiadores del arte desde su creación en 1434. Aunque a primera vista pueda parecer la boda de un rico mercader, en esta obra hay mucho más que un simple matrimonio. Exploremos esta excepcional obra del Renacimiento del Norte.

Las Bodas de Arnolfini han aparecido ante cualquiera que lea historia del arte al menos una vez. Aunque es imposible no admirar la elaboración del pintor del cuadro, Jan van Eyck, esto no explica por qué todos los investigadores están tan interesados en Las bodas de Arnolfini.

La gente considera que Las bodas de Arnolfini son muy importantes porque el pintor Jan van Eyck tuvo el valor de firmar su cuadro. Creada durante el Renacimiento, la obra rechaza las tradiciones eclesiásticas medievales en muchos puntos. El más llamativo es que el artista firmó su cuadro escribiendo una nota «Jan van Eyck estuvo aquí, 1434» en la pared posterior del cuadro. Esta actitud es una prueba de que la influencia de la iglesia sobre el artista empieza a disminuir.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad