francisco goya

El arte español ha contribuido de forma importante al arte occidental y España ha producido muchos artistas famosos e influyentes, como Velázquez, Goya y Picasso. El arte español estuvo especialmente influenciado por Francia e Italia durante los periodos barroco y neoclásico, pero el arte español ha tenido a menudo características muy distintivas, que se explican en parte por la herencia árabe en España (especialmente en Andalucía), y por el clima político y cultural en España durante la Contrarreforma y el posterior eclipse del poder español bajo la dinastía borbónica.

El arte prehistórico de España tuvo muchos periodos importantes: fue uno de los principales centros del arte europeo del Paleolítico Superior y del arte rupestre del Levante español en los periodos posteriores. En la Edad de Hierro, amplias zonas de España fueron un centro de arte celta, y la escultura ibérica tiene un estilo propio, en parte influenciado por los asentamientos griegos de la costa. España fue conquistada por los romanos en el año 200 a.C. y Roma fue sustituida sin problemas por los visigodos germánicos en el siglo V d.C., que pronto se cristianizaron. Los relativamente escasos restos de arte y arquitectura visigoda muestran una versión atractiva y distinta de las tendencias europeas más amplias. Con la conquista omeya de Hispania en el siglo VIII se produjo una notable presencia árabe en el arte, especialmente en el sur de Iberia. Durante los siglos siguientes, las ricas cortes de Al-Andalus produjeron muchas obras de excepcional calidad, que culminaron en la Alhambra de Granada, justo al final de la España musulmana.

dama de elche

El arte español ha contribuido de forma importante al arte occidental y España ha producido muchos artistas famosos e influyentes, como Velázquez, Goya y Picasso. El arte español estuvo particularmente influenciado por Francia e Italia durante los periodos barroco y neoclásico, pero el arte español ha tenido a menudo características muy distintivas, en parte explicadas por la herencia morisca en España (especialmente en Andalucía), y por el clima político y cultural en España durante la Contrarreforma y el posterior eclipse del poder español bajo la dinastía borbónica.

El arte prehistórico de España tuvo muchos periodos importantes: fue uno de los principales centros del arte europeo del Paleolítico Superior y del arte rupestre del Levante español en los periodos posteriores. En la Edad de Hierro, amplias zonas de España fueron centro del arte celta, y la escultura ibérica tiene un estilo propio, en parte influenciado por los asentamientos griegos de la costa. España fue conquistada por los romanos en el año 200 a.C. y Roma fue sustituida sin problemas por los visigodos germánicos en el siglo V d.C., que pronto se cristianizaron. Los relativamente escasos restos de arte y arquitectura visigoda muestran una versión atractiva y distinta de las tendencias europeas más amplias. Con la conquista omeya de Hispania en el siglo VIII se produjo una notable presencia árabe en el arte, especialmente en el sur de Iberia. Durante los siglos siguientes, las ricas cortes de Al-Andalus produjeron muchas obras de excepcional calidad, que culminaron en la Alhambra de Granada, justo al final de la España musulmana.

5 datos sobre el arte en españa

Las iglesias prerrománicas y románicas de pequeño tamaño, las tallas góticas en madera, los trípticos y los libros iluminados son algunos de los buenos ejemplos de la vertiente cristiana de la historia del arte español, mientras que los palacios y mezquitas árabes de Al-Andalus (Granada, Córdoba y Sevilla) constituyen una parte importante de la vertiente musulmana del variado patrimonio cultural del país.

La decadencia del Barroco condujo al Rococó y luego al Neoclasicismo, movimientos claramente deudores de sus homólogos franceses. El pintor más significativo del siglo XVIII fue Francisco de Goya. Pintor de notables retratos de la monarquía (La familia de Carlos IV), Goya se centraría posteriormente en la temática social y política, recurriendo a la ocupación francesa de España para representar los horrores de la guerra. Prácticamente confinado en su casa, la Quinta del Sordo (llamada así por la sordera del artista), Goya dedicó los últimos días de su vida a temas más oscuros, incluso luctuosos.

El cubismo español fue una reacción a los modos tradicionales de representación, caracterizados por la perspectiva de un solo punto de vista. Pablo Picasso y Georges Braque abandonaron esta premisa, introduciendo así la cuarta dimensión (el tiempo) en la pintura. El estilo se caracterizó por el uso de formas geométricas, planos entrelazados y una gama cromática austera; también recibiría la influencia del arte primitivo, principalmente las máscaras tribales africanas y la cerámica ibérica.

estatua de la libertad nacional m

El arte español ha contribuido de manera importante al arte occidental y España ha producido muchos artistas famosos e influyentes, como Velázquez, Goya y Picasso. El arte español estuvo especialmente influenciado por Francia e Italia durante los periodos barroco y neoclásico, pero el arte español ha tenido a menudo características muy distintivas, que se explican en parte por la herencia morisca en España (especialmente en Andalucía), y por el clima político y cultural en España durante la Contrarreforma y el posterior eclipse del poder español bajo la dinastía borbónica.

El arte prehistórico de España tuvo muchos periodos importantes: fue uno de los principales centros del arte europeo del Paleolítico Superior y del arte rupestre del Levante español en los periodos posteriores. En la Edad de Hierro, amplias zonas de España fueron un centro de arte celta, y la escultura ibérica tiene un estilo propio, en parte influenciado por los asentamientos griegos de la costa. España fue conquistada por los romanos en el año 200 a.C. y Roma fue sustituida sin problemas por los visigodos germánicos en el siglo V d.C., que pronto se cristianizaron. Los relativamente escasos restos de arte y arquitectura visigoda muestran una versión atractiva y distinta de las tendencias europeas más amplias. Con la conquista omeya de Hispania en el siglo VIII se produjo una notable presencia árabe en el arte, especialmente en el sur de Iberia. Durante los siglos siguientes, las ricas cortes de Al-Andalus produjeron muchas obras de excepcional calidad, que culminaron en la Alhambra de Granada, justo al final de la España musulmana.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad