la caricia de un pájaro

Cabello/CarcellerLos amantes perfectos. Intercambios, roces, actitudes en torno a Félix González-Torres en el contexto español El arte debía aspirar a la universalidad, que debía alejarse de lo particular, porque lo personal no era estético. Pero para González-Torres, conocedor de los feminismos, la estética era política y personal.

En 1988, en plena crisis del sida, once artistas comprometidos crearon en Nueva York el grupo de acción directa conocido como Gran Furia, con el objetivo de luchar contra la enfermedad y el estigma social que conlleva.Ir al coleccionable

En este audio se explica la obra «Sin título» de Félix González-Torres. El artista utiliza fechas y palabras clave para aludir a acontecimientos e ideas clave; por ejemplo, los primeros días de la crisis del sida, cuando en 1986 el Tribunal Supremo de EE.UU. confirmó el derecho de los estados a criminalizar los actos homosexuales.

En este programa, la heroína y la llegada del sida se presentan como contranarraciones de la España de la posdictadura, en conversación con testimonios de la época y mediante la activación de archivos domésticos, la mayoría de los cuales no son de dominio público.

pintar con luz – barcelona 2

La historia de esta institución se remonta al siglo XIX, cuando, de acuerdo con los principios que inspiraron la Renaixença cultural y política de Cataluña, un movimiento especialmente activo en ese siglo, se pusieron en marcha numerosos proyectos para contribuir a la recuperación y conservación del patrimonio artístico del país. Este proceso se inició con la creación del Museu d’Antiguitats de Barcelona en la Capilla de Santa Águeda (1880) y del Museu Municipal de Belles Arts en el Palau de Belles Arts (1891), palacio construido con motivo de la Exposición Universal de 1888. El proyecto de instalar todas estas colecciones de arte catalán en el Palau Nacional, puesto en marcha en 1934 por iniciativa de Joaquim Folch i Torres, primer director del Museo de Arte de Cataluña, se vio frustrado por el estallido de la Guerra Civil española (1936-1939), cuando para su protección muchas obras fueron trasladadas a Olot, Darnius y París (donde se estableció una importante exposición). Durante la posguerra, las colecciones de los siglos XIX y XX se instalaron en el Museu d’Art Modern, alojado desde 1945 hasta 2004 en el edificio del Arsenal del Parque de la Ciutadella de Barcelona, mientras que las colecciones románica, gótica y barroca se instalaron en el Palau en 1942.

museu nacional d art de catalunya

En Barcelona, Moco Museum comisaría exposiciones con los miembros de Moco en el corazón, una comunidad de mentes desafiantes y cuestionadoras. Moco Museum Barcelona tiene como objetivo conectar a los visitantes con el arte y los mensajes que hay detrás de ellos. ¡Reserva tus entradas aquí!

Los Maestros Moco destacan por su excepcional contribución al arte, la cultura y la sociedad. Inspirados en el pasado, pero anclados en el presente, crean arte que evoca el futuro. Como visionarios, ocupan la primera línea.

Cada maestro es reconocido por tener una visión única.  Al atreverse a cambiar nuestro mundo, crean obras que se convierten en intemporales. Estos pesos pesados abrazan la voz de la calle y defienden nuestras mentes inquisitivas con imágenes icónicas con las que es fácil relacionarse. Se mire por donde se mire, no hay forma de evitarlos.  Han dado forma a nuestra conciencia colectiva: sus nombres, su arte y sus ideas están integrados en nuestra vida cotidiana. Andy Warhol, Jean-Michel Basquiat, Salvador Dalí, Damien Hirst, Keith Haring, KAWS, Yayoi Kusama, la lista continúa. Todos los iconos.  Los Maestros Moco han inspirado a innumerables generaciones y han unido a los amantes del arte de todo el mundo.

mujer y pájaro

La historia de esta institución se remonta al siglo XIX, cuando, de acuerdo con los principios que inspiraron la Renaixença cultural y política de Cataluña, un movimiento especialmente activo en ese siglo, se pusieron en marcha numerosos proyectos para contribuir a la recuperación y conservación del patrimonio artístico del país. Este proceso se inició con la creación del Museu d’Antiguitats de Barcelona en la Capilla de Santa Águeda (1880) y del Museu Municipal de Belles Arts en el Palau de Belles Arts (1891), palacio construido con motivo de la Exposición Universal de 1888. El proyecto de instalar todas estas colecciones de arte catalán en el Palau Nacional, puesto en marcha en 1934 por iniciativa de Joaquim Folch i Torres, primer director del Museo de Arte de Cataluña, se vio frustrado por el estallido de la Guerra Civil española (1936-1939), cuando para su protección muchas obras fueron trasladadas a Olot, Darnius y París (donde se estableció una importante exposición). Durante la posguerra, las colecciones de los siglos XIX y XX se instalaron en el Museu d’Art Modern, alojado desde 1945 hasta 2004 en el edificio del Arsenal del Parque de la Ciutadella de Barcelona, mientras que las colecciones románica, gótica y barroca se instalaron en el Palau en 1942.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad