Pinturas famosas de paisajes del siglo xx

La apreciación de la naturaleza por sí misma, y su elección como tema específico para el arte, es un fenómeno relativamente reciente. Hasta el siglo XVII, el paisaje se limitaba al fondo de los retratos o de los cuadros que trataban principalmente de temas religiosos, mitológicos o históricos (pintura de historia). En la actualidad, el paisaje sigue siendo un tema importante en el arte, y muchos artistas utilizan técnicas documentales como el vídeo, la fotografía y los procesos de clasificación para explorar el modo en que nos relacionamos con los lugares en los que vivimos y para registrar el impacto que tenemos en la tierra y en nuestro entorno.

El paisaje a través de los siglosEn la obra de los pintores del siglo XVII Claude Lorraine y Nicholas Poussin, el fondo paisajístico comenzó a dominar los temas de historia que eran la base ostensible de la obra. Sin embargo, su tratamiento del paisaje era muy estilizado o artificial: intentaban evocar el paisaje de la Grecia y la Roma clásicas y su obra pasó a denominarse paisaje clásico. Al mismo tiempo, los paisajistas holandeses, como Jacob van Ruysdael, desarrollaron una forma mucho más naturalista de pintar el paisaje, basándose en lo que veían a su alrededor.Cuando, también en el siglo XVII, la Academia Francesa clasificó los géneros artísticos, situó el paisaje en cuarto lugar en orden de importancia de entre cinco géneros. Sin embargo, la pintura de paisaje se hizo cada vez más popular a lo largo del siglo XVIII, aunque predominó la idea clásica.

El corazón de los andes

De las diversas formas de expresión artística, las pinturas de paisajes son algunas de las piezas más cautivadoras y apasionantes de ver. Especialmente cuando son realizados por un artista de gran talento, le dejarán asombrado por la increíble belleza que ofrece la naturaleza. De hecho, contemplar un cuadro de paisaje, siempre que esté pintado por expertos, puede ser una experiencia trascendental, ya que la sensación de belleza te hace sentir en paz y en unidad con el resto del universo.

A continuación, le ofrecemos una lista de 20 pinturas de paisajes de distintos periodos de la historia que han cautivado los ojos y las almas de los entusiastas del arte a lo largo de los años, y que combinadas costarán, quizás, miles de millones de dólares para comprarlas en una subasta.

Tal y como su nombre indica, Cazadores en la nieve es un óleo paisajístico realizado sobre madera que capta una escena de tres cazadores que regresan a casa después de una cacería mientras nieva. El cuadro también se conoce como El regreso de los cazadores. Presagia un aura melancólica ya que el gasto de caza fue obviamente inútil (los cazadores volvieron sólo con un zorro). Incluso los perros parecen infelices, ya que están representados en poses encorvadas. Esta obra es bastante popular, ya que se ha utilizado ampliamente en varias películas contemporáneas. Además, forma parte de una colección de cinco cuadros de paisajes (aún existentes) que representan varias estaciones del año.

Vincent van gogh

El arte del paisaje suele describirse como una pintura o fotografía en la que los temas son de la naturaleza. Aunque cada artista tiene su propio estilo para crear arte paisajístico, este género suele agruparse en tres categorías: representativo, impresionista y abstracto. Cada estilo tiene sus propias características, que varían en función de los colores, la iluminación y el atrezzo colocado en la toma.

En las pinturas y fotografías de paisajes, rara vez se añaden elementos adicionales, aparte del propio paisaje. Tradicionalmente, no se incluyen animales ni personas en las piezas de paisaje, ni tampoco imágenes de océanos. El propósito de la obra de paisaje es demostrar la belleza natural de la naturaleza, ya sea tranquilizadora, feroz o surrealista.

El arte del paisaje representativo es el más básico del género. En las obras de representación no se utilizan colores ni filtros especiales para producir un efecto irreal. El arte del paisaje representativo se centra en la belleza natural de la naturaleza y pinta una imagen realista del tema.

El arte paisajístico impresionista se centra en la representación de una escena realista bajo una luz casi irreal. Para ello se utilizan varios métodos, como separar el primer plano del fondo mediante un enfoque suave, aplicar técnicas de iluminación poco habituales o incorporar a la escena colores saturados, brillantes o poco naturales. El arte paisajístico impresionista depende en gran medida de la visión y la capacidad del artista o fotógrafo para crear una imagen impresionante a partir de la naturaleza, con la ayuda de sus habilidades artísticas.

La noche estrellada

Obra(s) de arte En el punto de mira, Listas principales 1 de diciembre de 2016 Silka P El desarrollo de la pintura de la naturaleza sigue dos escuelas diferentes: La pintura paisajística china y el arte occidental. Las famosas pinturas de la naturaleza se dividen en varias categorías, desde las representaciones muy realistas de la naturaleza, las detalladas ilustraciones en acuarela de diversas especies animales y los nuevos descubrimientos del mundo, hasta los impresionantes ejemplos de pinturas abstractas de paisajes y las más célebres pinturas no figurativas del siglo XX.

La naturaleza, pura fascinación para los artistas, es un gran escenario en el que se pueden imprimir los sentimientos internos y las ideas progresistas del nuevo lenguaje y las tendencias estéticas. En el pasado, los artistas solían recrear la naturaleza en sus estudios y estos modelos les ayudaban a crear algunas de las mejores imágenes de la historia del arte. Con el nacimiento del movimiento de vanguardia, el impresionismo, los artistas salieron al campo y comenzaron a pintar al aire libre. Explorando la luz cambiante e investigando la percepción del color, la naturaleza fue un punto de partida para grandes logros que cambiaron para siempre la cara del arte. Para muchos, la pintura de Claude Monet, especialmente su serie que investiga la luz sobre la catedral de Rouen, anunció la abstracción en el arte. El artista abstracto pionero Wassily Kandinsky utilizó la naturaleza como punto de partida para sus pinturas, que se centraron en la noción de lo espiritual y lo sugerente en el arte. Los cuadros de paisajes actuales muestran la importancia de la pintura al aire libre, que sigue fascinando a los paisajistas.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad