Ideas de interiores con paredes de piedra vista

¿Pizarra, arenisca o mármol? ¿Simplicidad o lujo? Hay pocos materiales tan versátiles como la piedra natural, especialmente en las paredes. De hecho, no hace falta ni yeso ni papel pintado para rematar su interior: basta con una combinación de colores adecuada, una buena iluminación y algunos detalles llamativos.

La piedra se utiliza desde hace siglos en la construcción de edificios. Pero no sólo sirve para fachadas exteriores, terrazas o jardines. Las paredes de piedra natural quedan igual de bien en interiores, sin mucho esfuerzo.

Rústicas, industriales, minimalistas: las paredes de piedra natural pueden acentuar una gran variedad de muebles. Hay numerosos tipos, colores y estructuras para elegir. Dependiendo de sus preferencias, puede actualizar su salón, dormitorio, cocina o baño de una manera sutil pero distinta. Los revestimientos de piedra natural también ayudan a dividir las habitaciones espaciosas y a preparar el terreno para piezas decorativas especiales.

A lo largo de los siglos, el mármol siempre se ha asociado con la riqueza y el prestigio. Este exquisito material adorna tanto edificios históricos como válvulas y encimeras de alta calidad en baños o cocinas.

Imágenes de paredes interiores de piedra

Un muro de piedra puede ser un hermoso activo para su paisaje, pero la construcción de uno requiere investigación, planificación y paciencia.  La primera decisión que tiene que tomar es si quiere un muro «en seco» (también llamado «piedra seca» o «apilado en seco») o un muro con mortero, es decir, si su muro se construirá sólo con piedra apilada o si utilizará mortero en su construcción. Esta decisión influirá en las formas y tamaños de las piedras utilizadas en su muro.

Sea cual sea el tipo de muro que elija construir, la selección de la piedra es crucial para la belleza y la funcionalidad de su muro. La selección de la piedra adecuada para su proyecto dependerá de la disponibilidad, la ubicación del muro y sus propias preferencias.

Decidir si se va a construir un muro en seco o con mortero es importante porque subyace a todas las decisiones de planificación que se tomen posteriormente. Un muro con mortero requiere una zapata, normalmente incrustada varios centímetros en el suelo para conseguir estabilidad. Los muros con mortero pueden ser más fáciles de construir que los muros en seco porque el mortero mantiene las piedras unidas, lo que crea un cuadro más tolerante al colocar las piedras. Las piedras que elija para su muro pueden tener casi cualquier tamaño y forma, ya que la integridad estructural del muro no dependerá de ellas. Además, puede construir el muro de casi cualquier altura.

Pared de acento de piedra para interiores

Los revestimientos de piedra natural aportan gran carácter y fuerza a cualquier estancia que vistan. En este caso, el interior del hogar o de la tienda más concurrida puede revestirse con los diferentes y variados estilos que presenta este duradero material. Estilos y diseños más texturizados, lisos, elegantes o clásicos pueden conseguirse con…

Los revestimientos de piedra natural aportan gran carácter y fuerza a cualquier estancia que vistan. En este caso, el interior del hogar o de la tienda más concurrida puede revestirse con los diferentes y variados estilos que presenta este duradero material.

Estilos y diseños más texturizados, lisos, elegantes o clásicos se pueden conseguir con la piedra natural. Se trata, por tanto, de un producto capaz de adaptarse a diversas necesidades, apto para la manipulación y creación de estilos personalizados, y con excelentes cualidades que aportan durabilidad, resistencia y estilo.

Así, encontramos diversas posibilidades de revestimiento en función del contexto en el que nos encontremos. Podemos encontrar acabados más sencillos en el interior de una vivienda, o revestimientos más atrevidos en estancias más clásicas. En todos ellos, la gran variedad de piedra natural existente ofrece la opción de elegir entre un amplio abanico de posibilidades.

Piedra natural para el revestimiento de paredes

¿Pizarra, arenisca o mármol? ¿Simplicidad o lujo? Hay pocos materiales tan versátiles como la piedra natural, especialmente en las paredes. De hecho, no necesita yeso ni papel pintado para rematar su interior: basta con una combinación de colores adecuada, una buena iluminación y algunos detalles llamativos.

La piedra se utiliza desde hace siglos en la construcción de edificios. Pero no sólo sirve para fachadas exteriores, terrazas o jardines. Las paredes de piedra natural quedan igual de bien en interiores, sin mucho esfuerzo.

Rústicas, industriales, minimalistas: las paredes de piedra natural pueden acentuar una gran variedad de muebles. Hay numerosos tipos, colores y estructuras para elegir. Dependiendo de sus preferencias, puede actualizar su salón, dormitorio, cocina o baño de una manera sutil pero distinta. Los revestimientos de piedra natural también ayudan a dividir las habitaciones espaciosas y a preparar el terreno para piezas decorativas especiales.

A lo largo de los siglos, el mármol siempre se ha asociado con la riqueza y el prestigio. Este exquisito material adorna tanto edificios históricos como válvulas y encimeras de alta calidad en baños o cocinas.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad